Espina & Delfín afianza su internacionalización al adjudicarse otro contrato en Colombia

  • El Gobierno de Iván Duque contrata por 26 millones a un consorcio del que forma parte la empresa gallega el mantenimiento, conservación, administración, vigilancia, señalización, control de tráfico y operación de dos corredores ferroviarios
  • El negocio exterior ya representa un 28 % del total de la compañía con sede en Santiago

 

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) de Colombia ha adjudicado al consorcio Ibines el mantenimiento, conservación, administración, vigilancia, señalización, control de tráfico y operación de dos corredores ferroviarios: el Bogotá-Belencito (308 kilómetros) y el La Dorada-Chiriguaná (558). De esa alianza de empresas forma parte la gallega Espina & Delfín (10 %), junto con Empresa Constructora Sucursal Colombia (40 %), Infraestructura Nacional Ltda. (25 %) e Ingeral Compañía S.A.S (25 %). La compañía con sede social en Santiago de Compostela afianza de esta manera su proceso de internacionalización.

El contrato tiene una duración de 12 meses y supondrá una inversión de 13,6 millones de dólares en el tramo Bogotá-Belencito y de 15,69 en el trecho La Dorada-Chiriguaná, lo que totaliza unos 26,15 millones de euros al cambio actual. El acuerdo del Gobierno de Iván Duque con Ibines se concreta tras un proceso de licitación iniciado el pasado 6 de marzo, en el cual participaron cuatro consorcios integrados por firmas de origen español, portugués, chino y colombiano.

“Con esta adjudicación mostramos el interés y el propósito del Gobierno Nacional por seguir construyendo infraestructura al servicio de las regiones y la competitividad del país. La hoja de ruta marcada en el Plan Nacional de Desarrollo continúa avanzando en el propósito de entregar una infraestructura moderna, que impulse el desarrollo del país y mejore la calidad de vida de los colombianos”, afirmó Louis Kleyn, presidente de la ANI.

Por su parte, el ingeniero Óscar Rodríguez, administrador solidario de Espina & Delfín, señaló: “Este contrato refrenda la confianza que Colombia tiene en nosotros y en nuestros socios estratégicos. Nos satisface implicarnos en la operación de dos infraestructuras importantes. Actualmente, el Bogotá-Belencito tiene una capacidad anual de 3 millones de toneladas de mercancías, que ascienden a 5 en el otro caso. Ambos han consolidado operaciones comerciales con empresas como Argos, Diaco, Postobón y Ternium, y ahora se espera potenciar nuevas operaciones con más generadores de carga”.

Este contrato viene a afianzar la internacionalización de la empresa gallega, que, amén de en Colombia y en España, desarrolla su actividad en Angola y Portugal. No en vano, el negocio exterior ya representa un 28 % del total de la compañía.

En el ámbito doméstico, Espina & Delfín es el principal grupo gallego que se ocupa del ciclo integral del agua, sector en el que diseña, construye y gestiona infraestructuras y servicios de abastecimiento y saneamiento, incluso en alta. Medio centenar de ayuntamientos de Galicia, en los que residen normalmente 550.000 personas, confían en Espina & Delfín.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies